Curso de Impresión 3D

Curso de Impresión 3D

El pasado mes de Mayo tuvo lugar el primer curso impartido en Neurocentro, en el cual fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y técnicos ortoprotésicos recibimos un taller práctico de impresión 3D de productos de apoyo de la mano de nuestros amigos de 3DLAN, Alberto Martínez y Egoi Azkarraga.

 

Aunque existen diversas tecnologías para imprimir en 3D, en Neurocentro trabajamos con una impresora de

Deposición de Material Fundido (FDM), que utiliza un filamento de plástico termoconfortable.

 

En Neurocentro apostamos por un servicio de calidad, lo que conlleva, entre otras cosas, la máxima adaptación posible posible a cada paciente.

 

 

Esta es una de las ventajas de este tipo de tecnología. Mediante escaneo, o mediante diversos programas informáticos de edición 3D, podemos llegar a obtener productos de apoyo totalmente personalizados, especialmente en el campo de las férulas.

Gracias un programa informático denominado Ultimaker Cura, convertimos nuestro diseño 3D a un formato capaz de ser leído por la impresora, y mediante una tarjeta de memoria lo pasamos de nuestro ordenador a la misma.

Ahora ya solo queda precalentar la impresora, más concretamente:

– El estrusor: La parte que va a fundir y a depositar el material. Se mueve en los 3 ejes del espacio, a lo largo, ancho y alto de la cama. Necesita unos 240ºC, dependiendo del material utilizado.

– La cama, la zona donde el estrusor va a depositar el material y por consiguiente nuestra pieza. Necesita unos 50-60º, dependiendo en cada caso del material utilizado. Es recomendable aplicar algún producto de fijación sobre la cama, para que no se despeguen las primeras capas depositadas por el estrusor y no se eche a perder la pieza.

 

En nuestra impresora utilizamos principalmente 2 materiales:

 

  • PLA (Poliácido Láctico). Es de fácil impresión, muy estable y reciclable, características que lo convierten en uno de los materiales más utilizados en la impresión 3D. Sobre todo a nivel decorativo.

 

  • TPU (Poliuterano Termoplástico), como su propio nombre indica, es maleable mediante calor. Sto nos ofrece muchas ventajas, entre las que destaca poder imprimir en 3D una férula “plana”, y posteriormente moldearla mediante agua caliente para adaptarla al máximo a cada paciente.

Por |2018-10-22T11:21:14+00:0022 octubre, 2018|fisioterapia, formación, terapia ocupacional|