Cómo identificar un ictus y qué hacer

Cómo identificar un ictus y qué hacer

El ictus o accidente cerebrovascular se produce, en el 85% de los casos, por la obstrucción de una arteria, y en el 15% restante, a consecuencia de la rotura de la arteria y la consiguiente hemorragia.

Es de vital importancia aprender a reconocerlo cuando está sucediendo para saber actuar de forma rápida porque es vital para quien lo sufre.

El ictus representa la segunda causa de muerte en nuestro país (40.000 españoles al año), la primera causa de discapacidad en el adulto y la segunda de demencia, según los datos que maneja la Sociedad Española de Neurología (SEN). Cada año, entre 110.000 y 120.000 personas sufren un ictus en España, de los cuales un 50% quedan con secuelas discapacitantes o fallecen.

Pero lo más importante es que el ictus se puede evitar en más del 80% de los casos con la adecuada prevención, es decir, corrigiendo factores de riesgo como hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, obesidad, vida sedentaria, consumo de alcohol y tabaco u otras enfermedades cardíacas previas, entre otros, subrayan desde la Federación Española de Ictus (FEI).

El daño cerebral que produce un ictus en un paciente es proporcional al tiempo que dure y la zona del cerebro que se vea afectada. Por ello, es de vital importancia identificar los síntomas y acudir inmediatamente al hospital para mejorar el pronóstico del paciente.

Todos los síntomas de un ictus se presentan de forma repentina e inesperada pero no hay que esperar a que se den los cinco para actuar de forma inmediata. El 30% de los pacientes pueden tener síntomas previos, de aviso, de escasa duración, llamados “ataques isquémicos transitorios”. Si se saben identificar se puede evitar un ictus posterior.

  • Súbito dolor de cabeza de gran intensidad y sin causa aparente.
  • Pérdida de la visión, total o parcial, o visión doble con sensación de mareo.
  • Dificultad en el habla, perdida de la capacidad de expresarse con claridad y comprender el lenguaje.
  • Pérdida de fuerza y sensibilidad de un lado del cuerpo (cara, brazos o piernas).
  • Inestabilidad o pérdida de equilibrio, sensación de vértigo y confusión.

¿Cómo actuar frente a un ictus?

  • Ante el primer síntoma, por leve que sea, llama a Urgencias al 112.
  • No muevas al paciente, solo ayúdale a tumbarse manteniendo su cabeza elevada unos 45 grados por encima del cuerpo.
  • Asegúrate de que respira con normalidad. No le des medicamentos.
  • Mantén la calma y espera a que llegue una ambulancia.

Teniendo en cuenta que por cada minuto que el cerebro sufre una disminución de la circulación de sangre se pierden 1,9 millones de neuronas y 14 billones de conexiones neuronales. Por tanto, una hora de falta de riego supone un envejecimiento cerebral de 3,6 años y una pérdida de 120 millones de neuronas, tal como recuerda la SEN, por lo que el ictus SIEMPRE constituye una urgencia médica.

Recuperado de: Blog Apoya tu Salud

Por |2019-01-16T17:14:28+00:0016 enero, 2019|rehabilitación, tenerife-lalaguna|