Preguntas Frecuentes

La neurorrehabilitación es un tipo de tratamiento que se utiliza para ayudar a las personas que han sufrido un daño cerebral a recuperar ciertas habilidades motoras o funciones cognitivas. La neurorrehabilitación puede ser útil para tratar a pacientes con enfermedades como el ictus, la esclerosis múltiple o el daño cerebral adquirido. La terapia puede incluir ejercicios físicos y de equilibrio, terapia ocupacional y de lenguaje, y ejercicios para mejorar la memoria y la capacidad de concentración.

En Neurocentro damos tratamiento a las personas que padecen patologías neurológicas, bien sean adquiridas, neurodegenerativas o congénitas. Además ofrecemos servicios a niños con trastornos del neurodesarrollo (TEA, TDAH, problemas de integración sensorial, etc). Ofrecemos terapias especializadas para mejorar la función motora y cognitiva de las personas afectadas, interviniendo desde distintos campos como la fisioterapia, terapia ocupacional, neuropsicología, y logopedia.

También ofrecemos servicios de apoyo, como terapia psicológica, asesoramiento y orientación sobre cómo manejar las dificultades diarias que puedan surgir, así como proporcionar información y recursos a las familias y cuidadores.

Los casos que recibimos pueden incluir enfermedades como el ictus, la esclerosis múltiple y el daño cerebral adquirido, así como otras enfermedades neurológicas. También se pueden tratar la parálisis cerebral, las discapacidades intelectuales y las enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer.

En pacientes pediátricos son habituales los trastornos de integración sensorial, autismo, TDAH, problemas de conducta, y parálisis cerebral.

La neurorrehabilitación puede ayudar a mejorar la capacidad del paciente para realizar actividades cotidianas y aumentar su independencia a través del desarrollo de habilidades motrices y cognitivas, como la coordinación, la fuerza y la capacidad de atención y concentración.

Las terapias individualizadas en neurorrehabilitación se desarrollan y adaptan específicamente para cada paciente. Esto significa que, en lugar de seguir un protocolo estandarizado de tratamiento, el equipo de profesionales trabaja junto con el paciente y su familia para crear un plan de tratamiento personalizado que se adapte a sus necesidades y objetivos individuales. Las terapias individualizadas pueden ser muy efectivas para el tratamiento de diversos trastornos neurológicos, ya que permiten un enfoque más preciso y centrado en las necesidades específicas del paciente.

El plan de tratamiento se determina mediante un proceso colaborativo entre el paciente, su familia y el equipo de profesionales de la salud. Durante la primera visita se llevará a cabo una valoración detallada del paciente para determinar sus necesidades y objetivos individuales. A continuación, se desarrollará un plan de tratamiento personalizado que se adapte a esas necesidades y se propondrán objetivos realistas. El plan de tratamiento puede incluir diversas terapias y ejercicios, y se adaptará a medida que el paciente progrese en su rehabilitación.

Fisioterapia: esta terapia se enfoca en mejorar la movilidad y la fuerza muscular de las personas afectadas por un daño cerebral. Los fisioterapeutas pueden trabajar con las personas para ayudarlas a desarrollar habilidades motoras básicas como caminar, equilibrarse y realizar movimientos coordinados.

Terapia ocupacional: esta terapia se enfoca en ayudar a las personas a realizar las actividades de la vida diaria que son importantes para ellas. Nos referimos a desarrollar habilidades para ejecutar tareas como vestirse, comer y asearse, y también a relacionarse mejor con el entorno y las personas que las rodean, ya sea en un ambiente doméstico, laboral o escolar.

Logopedia: esta terapia se enfoca en mejorar el lenguaje y la comunicación de las personas. Los logopedas pueden trabajar con las personas para desarrollar habilidades para hablar, escuchar, leer y escribir. Se incluye aquí también el trabajo de mejorar la deglución en las personas que lo necesiten.

Neuropsicología: se usan técnicas y enfoques neuropsicológicos para mejorar la función cognitiva y el comportamiento de las personas que han sufrido daños cerebrales. Los neuropsicólogos pueden utilizar una variedad de herramientas y técnicas, como pruebas objetivas y terapias cognitivas, para evaluar el estado cognitivo de una persona y desarrollar programas de intervención personalizados para ayudarla a recuperar sus habilidades cognitivas.

Además de las terapias especializadas, contamos con las consultas de neurología, neurología infantil y dietista-nutricionista.

También ofrecemos servicios de apoyo como terapia psicológica, asesoramiento y orientación sobre cómo manejar las dificultades diarias que pueden surgir a pacientes, familias y cuidadores

La duración de un tratamiento de neurorrehabilitación puede variar ampliamente dependiendo de muchos factores, como la gravedad de la discapacidad neurológica, la respuesta del individuo al tratamiento y los objetivos del tratamiento. En algunos casos, el tratamiento de neurorrehabilitación puede ser corto y solo durar unas pocas semanas o meses. En otros casos, el tratamiento de neurorrehabilitación puede ser más prolongado y durar varios años. Es importante hablar con un terapeuta de neurorrehabilitación para obtener una idea más precisa de cuánto tiempo puede durar su tratamiento.

La primera visita es una oportunidad para que el paciente conozca el centro y sus instalaciones, y para que el equipo de tratamiento pueda evaluar las necesidades y capacidades del paciente. Durante esta visita, el equipo de valoración hace preguntas a la familia y paciente sobre su historial médico y sus síntomas, y puede realizar pruebas objetivas de evaluación para determinar el nivel de funcionamiento del paciente en diferentes áreas, como la movilidad, la comunicación y la memoria.  A partir de esta información se propone el plan de tratamiento con el paciente y su familia, y se establecen objetivos realistas y alcanzables para la rehabilitación.

La rehabilitación neurológica puede ofrecer muchos beneficios a largo plazo, como mejorar la función y la movilidad, reducir el dolor y la fatiga, y mejorar la calidad de vida en general. Algunos de estos beneficios incluyen:

  • Mejora de la función motora: el tratamiento de rehabilitación puede ayudar a mejorar la fuerza, el equilibrio y la coordinación, lo que puede permitir a las personas con afectaciones neurológicas realizar actividades diarias como caminar, vestirse o cocinar con más facilidad.
  • Reducción de la fatiga: la fatiga es un síntoma común en las afectaciones neurológicas, y el tratamiento de rehabilitación puede ayudar a reducirla mediante ejercicios y terapias que mejoren la eficiencia del movimiento y aumenten la resistencia.
  • Mejora de la comunicación y la cognición: el tratamiento de rehabilitación puede ayudar a mejorar las habilidades de comunicación y de memoria, lo que puede permitir a las personas con afectaciones neurológicas participar más activamente en su entorno y en sus actividades diarias.
  • Mejora del bienestar emocional: la rehabilitación neurológica también puede mejorar el bienestar emocional de las personas con afectaciones neurológicas, al brindar un entorno seguro y estructurado donde puedan sentirse valorados y apoyados. Esto puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión, y puede mejorar la confianza y la autoestima.
  • En general, el tratamiento de rehabilitación neurológica puede ayudar a las personas con afectaciones neurológicas a alcanzar un mayor nivel de independencia y a mejorar su calidad de vida a largo plazo.

Las terapias intensivas en neurorrehabilitación son programas de tratamiento que implican una mayor cantidad de sesiones de terapia en un período más corto de tiempo. Estos programas suelen incluir varios tipos de terapias, como la fisioterapia, la terapia ocupacional, la logopedia neuropsicología, y se centran en mejorar la función y la movilidad, así como en reducir el dolor y la fatiga. Las terapias intensivas en neurorrehabilitación pueden ser una opción útil para personas con afectaciones neurológicas que desean mejorar su capacidad para realizar actividades diarias y aumentar su independencia. Estos programas suelen ser más intensos que los programas de rehabilitación tradicionales, y pueden requerir un compromiso de tiempo y esfuerzo por parte del paciente y su familia. Sin embargo, ofrecen resultados más rápidos y efectivos en comparación con otros tipos de tratamiento.

En las terapias intensivas normalmente incluimos el apoyo de recursos tecnológicos como la EMT, tDCS, la terapia Vibra, Fesia, etc.

La terapia Vibra o la terapia por vibración focal es un tipo de tratamiento utilizado en la neurorrehabilitación que implica la aplicación de vibraciones mecánicas de alta frecuencia en un área específica del cuerpo. Estas vibraciones ayudan a mejorar la circulación sanguínea, la flexibilidad y la fuerza muscular, y pueden ser útiles en el tratamiento de afectaciones neurológicas como la parálisis, la esclerosis múltiple o el Parkinson. La terapia Vibra puede utilizarse como un complemento a otras terapias, como la fisioterapia o la terapia ocupacional, y puede ser beneficiosa para mejorar la función y la movilidad en las personas con afectaciones neurológicas.

Ofrecemos el servicio de valoración y terapia a domicilio dando sesiones regulares y consistentes para ayudar a mejorar la capacidad del paciente y aumentar su independencia. Esto puede ser muy conveniente para aquellas personas que tienen dificultades para desplazarse. También podemos asistir a pacientes ingresados en centros hospitalario cuando éstos centros así lo autorizan.

La Terapia Ocupacional es un tipo de terapia que se centra en ayudar a las personas a desarrollar, recuperar o mejorar habilidades para realizar actividades de la vida diaria. Estas actividades pueden incluir cosas como comer, vestirse, bañarse y realizar tareas domésticas.

La Terapia Ocupacional también puede incluir el desarrollo de habilidades sociales, cognitivas y emocionales, y puede ayudar a las personas a participar en actividades que les gusten y que les brinden un sentido de logro y propósito. La Terapia Ocupacional puede ser beneficiosa para personas de cualquier edad que tengan dificultades para realizar actividades de la vida diaria debido a una discapacidad, una enfermedad o una lesión, mejorando su calidad de vida.

La Fisioterapia Neurológica es un tipo de fisioterapia que se centra en la rehabilitación de personas con discapacidad neurológica. Los fisioterapeutas neurológicos trabajan con personas que han sufrido una lesión o enfermedad del sistema nervioso, para mejorar su movilidad, fuerza, equilibrio y coordinación. La fisioterapia neurológica puede ser beneficiosa para personas con enfermedades como el ictus, la esclerosis múltiple, el síndrome de dolor regional complejo, la enfermedad de Parkinson y la parálisis cerebral. Los fisioterapeutas neurológicos utilizan una variedad de técnicas y ejercicios para mejorar la función y la movilidad, y pueden trabajar en conjunto con otros profesionales de la salud para ofrecer un enfoque de equipo en la rehabilitación.

La logopedia neurológica es una rama de la logopedia que se centra en el tratamiento de las dificultades en el habla, la voz y el lenguaje, y la deglución en adultos y niños con trastornos neurológicos. Estos trastornos pueden incluir lesiones cerebrales, enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, o trastornos del desarrollo como el autismo. Los logopedas neurológicos trabajan en colaboración con otros profesionales de la salud, como médicos, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas, para ofrecer un enfoque integral al tratamiento de sus pacientes. El objetivo de la logopedia neurológica es mejorar la capacidad del paciente para comunicarse efectivamente con su entorno, lo que puede mejorar su calidad de vida en general.

Algunas señales que pueden indicar que su hijo/a podría necesitar ayuda con el habla o el lenguaje incluyen:

  • Retraso en el habla: si su hijo/a no está hablando o no está utilizando palabras sencillas a los 2 años de edad, o si no está formando frases completas a los 3 años de edad, podría haber un retraso en el desarrollo del habla.
  • Dificultad para entender o seguir órdenes sencillas: si su hijo/a tiene problemas para entender órdenes sencillas o para seguir instrucciones, podría tener dificultades para procesar el lenguaje.
  • Dificultad para comunicarse con los demás: si su hijo/a tiene problemas para iniciar o mantener una conversación, o si tiene dificultad para expresarse de manera clara, podría necesitar ayuda para mejorar sus habilidades de comunicación.
  • Problemas para producir sonidos correctamente: si su hijo/a tiene dificultad para producir sonidos correctamente o si su forma de hablar suena extraña o difícil de entender, podría necesitar ayuda para mejorar su habla.

La Estimulación Magnética Transcraneal es un tratamiento no invasivo e indoloro que utiliza campos magnéticos que a su vez generan un pulso eléctrico en el cerebro. Estos pulsos pueden ayudar a mejorar la función cerebral en ciertas áreas. La EMT se utiliza comúnmente en el tratamiento de trastornos como la depresión, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), y también es beneficiosa en el tratamiento de afectaciones neurológicas como el dolor crónico, el Parkinson, el ictus o la enfermedad de Alzheimer. La EMT es segura y no causa efectos secundarios graves, y puede ser una opción de tratamiento útil para algunas personas con afectaciones neurológicas.

El tratamiento intensivo de EMT consiste en un período de tiempo durante el cual se realizan sesiones diarias de EMT, estas sesiones pueden durar entre 20 y 40 minutos, y se realizan bajo la supervisión de un profesional cualificado. El tratamiento intensivo de EMT suele ser breve, y habitualmente dura unas cinco semanas, dependiendo de la condición del paciente y de su respuesta al tratamiento.

La tDCS o Estimulación Transcraneal por Corriente Directa es un tipo de tratamiento no invasivo e indoloro que utiliza una corriente eléctrica de baja intensidad para estimular el cerebro.

La tDCS implica la aplicación de electrodos en el cuero cabelludo, que se conectan a un dispositivo que genera corriente eléctrica. Esta corriente puede ayudar a mejorar la función cerebral en ciertas áreas, y puede ser beneficiosa en el tratamiento de trastornos mentales como la depresión, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), así como en el tratamiento de afectaciones neurológicas como el dolor crónico, el Parkinson o la enfermedad de Alzheimer. La tDCS es segura y no causa efectos secundarios graves, y puede ser una opción de tratamiento útil para algunas personas con afectaciones neurológicas.

Un tratamiento intensivo con tDCS consiste en un período de tiempo durante el cual se realizan sesiones diarias de tDCS. Estas sesiones pueden durar entre 20 y 40 minutos, y se realizan bajo la supervisión de un profesional cualificado. El tratamiento intensivo con tDCS suele ser breve, y puede durar unas cinco semanas, dependiendo de la condición del paciente y de su respuesta al tratamiento.

Entendemos que la rehabilitación puede ser un desafío, tanto para el paciente como para su familia, y estamos comprometidos a proporcionar todo el apoyo e información necesarias para ayudar a superar las dificultades y alcanzar los objetivos de recuperación. Nuestro equipo de profesionales de la salud está altamente capacitado y experimentado en el tratamiento de diversos trastornos neurológicos, y está dispuesto a trabajar estrechamente con los pacientes y sus familias para proporcionar el apoyo y el asesoramiento necesarios. Además, tenemos una amplia red de recursos y servicios comunitarios disponibles para proporcionar apoyo adicional a los pacientes y sus familias.

Varían dependiendo de varios factores, como la ubicación (atención en local o domicilio), el tipo de tratamiento, número de horas y profesionales implicados, etc. En la sección Tarifas se pueden consultar las tarifas de las valoración y de las sesiones de rehabilitación. En el caso de tratamientos intensivos o que requieran el uso de la EMT o la tDCS se hace un presupuesto a medida de cada paciente.

Actualmente no trabajamos con seguros médicos. Sin embargo, estamos comprometidos a ofrecer una atención de alta calidad y servicios asequibles.